Null

CAB - IMPLEMENTACIÓN

PROCESO DE IMPLEMENTACIÓN

 

a) Selección de la microcuenca e identificación de actores:

Se identifica el área de actuación vinculada a la red hídrica, priorizando los manantiales o vertientes existentes.

Se identifica y contacta a los actores locales a fin de presentar la propuesta y establecer una mecánica de trabajo que consiste fundamentalmente en trabajar con la población y quienes actúen en cada territorio sin ningún tipo de exclusión.

Previamente los funcionarios del plan CAB realizan un diagnóstico del territorio con información secundaria como ser: indicadores de sanitarios, educación, trabajo, economía, desarrollo, instituciones, infraestructura pública, inversión, diagnósticos ambientales, entre otros. Por otra parte se estudian fotografías aéreas e imágenes satelitales a fin de conocer características de suelos, coberturas vegetales, comunicación, accesibilidad, recursos hídricos, etc. Es decir toda la información que permita realizar un conocimiento técnico del territorio a trabajar y con ello tener una línea de base que permita medir ciertos impactos y modificaciones futuras del escenario de trabajo y determinar la intervención de los programas el plan.

 

b) Difusión de prácticas ambientales:

Se concertan encuentros con las comunidades, instituciones y líderes para concientizar sobre los temas relativos a su microcuenca, acciones correctivas, prácticas ambientales y la importancia del plan a través de acciones de comunicación. 

 

c) Talleres del futuro

Se realizan talleres para afianzar la posibilidad de dialogo y la acción de varios actores sociales que intervienen en el ambiente y en la calidad de vida de las comunidades. Se inicia mediante una reunión en salones comunales o clubes y se invita a los actores a realizar una reflexión socio ambiental que comprende 4 momentos:

I- Muro de los problemas: se identifican y debaten los temas relativos a cada microcuenca propuestos por cada grupo social o comunidad, a fin de resolverlo.

II- Árbol de la esperanza: se definen los objetivos buscados como parte del paso inicial para especificar la “situación futura deseada”, manifestándose las aspiraciones de hoy y de mañana, respondiendo a la pregunta ¿cómo le gustaría que fuera su lugar?

III- Nuestro camino: se definen las acciones correctivas a realizarse, comprometiéndose con una nueva conducta, con base en la ética del cuidado, en la convivencia solidaria entre los seres humanos y entre ellos y el ambiente. Se responde a las preguntas ¿qué es necesario hacer con urgencia para salvar nuestra cuenca? ¿cuál es nuestra parte?

IV- Pacto de las aguas: celebración del compromiso por el cuidado de las aguas, donde la comunidad presenta a los actores sociales involucrados una síntesis de los resultados de los talleres del futuro, mostrando el verdadero retrato de la comunidad, sus anhelos, compromisos y prioridades. Se pretende movilizar a la sociedad, tanto económicamente como en la construcción del respeto mutuo y de solidaridad. El documento que resulte del compromiso colectivo asumido por la comunidad, los distintos actores y las autoridades se denominará “Acuerdo Agua Buena” y establece los objetivos de sustentabilidad.

 

d) Términos del compromiso

Una vez celebrado el “Acuerdo Y Porá / Agua Buena”, Yacyretá y las organizaciones intervinientes celebrarán los convenios y/o instrumentos que correspondan a fin de viabilizar la ejecución de las acciones previstas, consolidándose estas voluntades mediante la MESA DE GESTORES DE CUENCA. La Mesa estará constituida con representantes de los diversos programas y proyectos socio ambientales de Yacyretá, órganos municipales, provinciales departamentales y/o nacionales y organizaciones de la sociedad civil que actúen en el ámbito de cada microcuenca. Se encargará de establecer el aporte de cada una de las partes y realizará los ajustes necesarios referentes a la participación y contribución de los actores involucrados en las acciones previstas.

 

e) Futuro del presente

Se trata de establecer una alianza para resolver los pasivos ambientales apuntados entre los diversos sectores de las comunidades locales y de las instituciones involucradas, despertando la conciencia del cuidado del medioambiente.

Un  programa de seguimiento permite almacenar la información en diferentes formatos (texto, imágenes, base de datos), procesar y editarla. Por otra parte, este sistema de información permite la consulta de todos los participantes y la interacción entre los participantes entre sí y los administradores del sistema.

Estos procesos de ayuda mutua garantizan la toma de decisiones consensuadas y se constituyen en espacios fundamentales de planificación, ejecución, monitoreo y proposición de acciones para la mejora continua de las cuencas hidrográficas regionales.