• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA

 

El plan “Cultivando Agua Buena” es la estrategia de gestión socio-ambiental que desarrolla la Entidad Binacional Yacyretá orientada a la generación de energía eléctrica renovable de manera sustentable.

Tiene como objetivo interactuar con las comunidades de más de 40 municipios de las provincias de Misiones y Corrientes, que habitan en la cuenca del río Paraná y sus afluentes.

Se busca fomentar el desarrollo comunitario, pensando en la sustentabilidad de nuestros territorios, informando y siendo informados, educando y siendo educados, participando como un actor más pero con el compromiso de continuar trabajando para una mejor calidad socio ambiental de la región y con ello una mejor calidad de vida para todos.

 

HISTORIA

 

A partir del llenado del embalse a su cota de diseño (83 msnm), el 12 de febrero de 2011, fueron muchos los desafíos que asumió Yacyretá para consolidar su posición como una empresa promotora de desarrollo regional y líder en materia de Responsabilidad Socio Ambiental Empresaria.

Para ambos objetivos se redireccionaron esfuerzos hacia una aún mayor integración con municipios, con universidades y con la comunidad toda. En la temática específica de gestión ambiental se aplican los criterios de sustentabilidad local, regional y global.

La denominación “Cultivando Agua Buena”, con el verbo en el modo gerundio se utiliza para denotar continuidad, proceso que realza la necesidad de que, así como se cultiva el suelo para que de buenos frutos, el agua también necesita de “cultivo”, o cuidado, para  mantenerse abundante y con calidad hoy y siempre.

El Plan es una adaptación del programa “Cultivando Agua Boa”, originado desde Itaipú Binacional (Brasil-Paraguay) en el año 2003 y luego adoptado también por la Hidroeléctrica Salto Grande (Argentina-Uruguay).

 

DÓNDE ACTUAR

 

El plan define como territorio de acción a las cuencas hidrográficas aportantes al río Paraná y al propio embalse, en la zona de influencia directa e indirecta del mismo.

El criterio de gestión e implementación del plan se realiza a través de metodologías de participación social. La organización y operación de este plan se instrumenta por medio de mesas de gestión formadas por representantes de los diversos actores locales, que asumen el compromiso de participación protagónica y colaboración en los programas y acciones propuestos por “Cultivando Agua Buena”.

Se busca capitalizar las experiencias y formaciones empresariales, y promover el desarrollo de actitudes en la sociedad civil en busca de la sustentabilidad social, ambiental y económica de la región, articulando, compartiendo, sumando esfuerzos con los diversos actores de la comunidad toda en torno a programas y proyectos integrales que contemplen acciones a ser incluidas en el Plan.

 

HACIA UNA GESTIÓN SUSTENTABLE: EL PLAN “CULTIVANDO AGUA BUENA”

 

Una vez culminado el llenado del embalse a su cota definitiva se inicia en la EBY un proceso interno para actualizar y fusionar la gestión ambiental y la social con miras a un cambio de paradigma introduciendo a la sustentabilidad de la región y el desarrollo económico, turístico y tecnológico como ejes directores. En el aspecto interno se inició la paulatina fusión de los Sectores Reasentamiento y Medio Ambiente aspecto que demandó un esfuerzo importante de cambio de visión, modos y prácticas de trabajo y la puesta en práctica de una verdadero enfoque interdisciplinario en la gestión socio ambiental.

Toda la información con que cuenta Yacyretá a partir del trabajo desarrollado, permite contar con datos que son de utilidad para el planeamiento y desarrollo de acciones conjuntas con la población y los organismos gubernamentales, con el objetivo final de lograr un manejo sustentable de los recursos naturales de la zona de influencia, en especial del agua y del medioambiente en general.

El principal recurso desplegado por Yacyretá es la propuesta de trabajo ofrecida a los actores locales de cada municipio, desarrollando aproximadamente ochenta acciones en terreno. Si bien todos los Programas se encuentran operativos técnicamente, se destacan tres proyectos que mayor participación social han demandado, a saber: Educación Ambiental, Promoción Social y Ciudades Sustentables. Se han desarrollado desde la implementación del Plan CAB ocho talleres del futuro, tres pactos con la población local y dos mesas de gestión local. Este conjunto de acciones movilizó a más de mil personas, es decir personas comprometidas con la visión de la problemática, al haber identificado los problemas ambientales y dispuestos a trabajar localmente para resolverlos.